Destacados

[Destacados][threecolumns]

GRANDES CIVILIZACIONES I


GRAND CELEBRATION 24/10/11 - 31/10/11

Voy a resumir en cuatro palabras, bueno, quizás algunas más, nuestro crucero a bordo del Grand Celebration de Iberocruceros. (Barco que ya conocíamos). Nuestros compañeros de viaje Ana y Félix, geniales y encantadores. Hace tiempo que teníamos en mente hacer este fantástico crucero, nos ilusionaba visitar  Alejandría y Estambul, como Alejandría se ha eliminado momentáneamente debido a los acontecimientos que sufre el país no hemos podido visitar este precioso lugar. Nos disponíamos a navegar por una serie de lugares que ya conocíamos pero valía la pena repetir por conocer Estambul y en este momento en el que estoy escribiendo este resumen, creo que  de verdad ha valido la pena.

Las escalas de Grandes Civilizaciones I, consta por este orden de visita: Atenas, Heraklion (Creta), Santorini/Mikonos, Rodas, Izmir (Turquía) y Estambul.

Pues bien, voy a valorar este crucero según mi opinión que por supuesto, puede ser discrepante con la de otros cruceristas.

Vuelo, salvo el retraso de 3 horas por causas de una avería en el avión de Spanair que nos tenía que trasladar a Atenas y que fue sustituido por otro de las mismas características (A320), los vuelos fueron perfectos y sin turbulencias, si bien en el avión de vuelta pude observar dos asientos cuyo respaldo estaban algo averiados y no se quedaban completamente verticales con la consiguiente incomodidad para los usuarios de dichos asiento y de los que ocupaban los asientos posteriores.

Escalas, el recorrido y a pesar de conocer parte de él, creo que es precioso aunque no cuente con Alejandría como he comentado al principio de este resumen.

En  Atenas vi a algunas personas sin ánimo en sus rostros quizás la huelga que tenían prevista para ese mismo día tuviera algo que ver en ello, en el barrio de Plaka disfrutamos paseando por sus calles y como ya era la cuarta vez que estábamos allí no visitamos nada más, una visita obligada era la vista de la Acrópolis para ver si continuaba enterita. La vuelta al barco y debido a la huelga, tuvimos que negociar un taxi para que nos acercara al puerto.

Creta, esa isla también desconocida para nosotros y la más grande de Grecia cuya principal visita obligada es el palacio de Knosos, allí nos desplazamos y la verdad que nos gustó mucho, encargué a "mis ayudantes "Ana y Susana" que me fotografiaran el mural de los delfines, ¿delfines?, no sé qué entenderán por delfines pero las fotos que hicieron…, mejor no hablar, je, je, je,. Regresamos al puerto de Heraklion, recorrimos la ciudad y tras comer en el barco volvimos a salir para visitar la fortaleza que está en el espigón del puerto una aventura para recordar debido al fuerte oleaje y posterior bañada de algún miembro del grupo, Ana ¿te suena?.

Santorini, ni que decir tiene que por muchas veces que se visite, siempre crea una atracción, el estar allí debajo en la caldera del volcán viendo esas casitas blancas en lo alto ya vale la pena. Teníamos poco tiempo ya que en este mismo día hacemos dos escalas (Santorini y Mikonos), ya visitamos en otro viaje anterior el pueblecito de Ia así que nos quedamos en Fira para disfrutar de las vistas tan maravillosas que desde allí se divisan.

Nuestro regreso al barco para comer y desplazarnos a Mikonos (la ciudad del viento), lo hicimos de una forma diferente, la bajada a "pinrel" no la habíamos probado todavía así que, entre burros y perfume "boñigal" nos decidimos a patear la bajada, el tiempo lo teníamos justo y había que bajar ligero, llegamos con un dolor de gemelos que nos duró toda la semana, si se hace la bajada sin problema de tiempo no os cansaréis tanto. De vez en cuando subía una caravana de pollinos (llámese burros), aunque a decir verdad creo que los burros  se están extinguiendo ya que casi todos eran mul@s, los ves venir hacia ti y te entra el cangue porque parece que te van a aplastar contra el murete, no preocuparos que están enseñados y se apartarán prudencialmente de vosotros, al final cogimos el último transporte y todo perfecto.

Mikonos, esta preciosa isla que visitamos por segunda vez, la primera fue a pleno día, (en esta ocasión por la noche), me decepcionaron algunos lugares que no tenían iluminación como la pequeña Venecia, menos mal que tenemos el recuerdo anterior, por otro lado hacía un viento que quitaba el hipo, el nombre lo tiene ganado, je ,je ,je. Si la vez anterior en el Zenith, se inclinó el barco a la salida de puerto, en esta ocasión el barco ni se inmutó pero nos hemos traído de recuerdo un "trancazo" que aún nos dura, vimos como muchos pasajeros incluidos nosotros abandonamos la isla antes de tiempo debido a las molestias que ocasionaba el viento.

Rodas, si tenéis que comprar algo, este es el lugar adecuado junto a Estambul, imitaciones de bolsos, cinturones y muchísimas cosas más, serán vuestros objetivos sin dejar de patear todo el entorno amurallado, una buena cervecita en una terraza servida en bota de cristal os vendrá bien si es en verano. Un consejo, los perfumes imitaciones de marcas conocidas y que están a un irrisorio precio de 3€ ni se os ocurra comprarlos, nosotros lo hicimos sabiendo que no son buenos y que en tal caso podrían valer para perfumar el coche, no valen ni para eso. Podréis hacer fotos preciosas para vuestro álbum particular, es un enclave con multitud de gente paseando y comprando debido a que casi siempre coinciden más de un crucero por allí.

Izmir, es la primera vez que visitamos este lugar de Turquía, nos dirigimos a Éfeso a ver las ruinas pero no visitamos la Casa de la Virgen María porque he leído comentarios y creo que no vale la pena (mi opinión particular), Éfeso si que vale la pena, está plagado de visitantes, se accede por un lugar y la salida la haremos por otro.  Las ruinas de la biblioteca son majestuosas y el estadio impresionante, hay que ver como trabajaban en aquella época. Regresamos para ir al Gran Bazar y nos salieron 2 bultos a más de uno, no me refiero a ninguna infección, el taxista que nos llevó estaba "pirao", adelantamientos suicidas, rayas continuas y rasantes que no respetaba, etc. con velocidades de 150 en ese pequeño vehículo, adelantaba a todo ser viviente y encima pitando a todo el mundo. Nos llevó al Gran Bazar pero nos quería meter en un chiringuito de algún amigo a comprar (de eso nada monada) total que nos lleva al Gran Bazar y aquello era agobiante, muy cutre y mucha gente, decidimos volver al barco para salir después de comer a dar una vuelta por la zona que sí valió la pena, cuando vimos el Gran Bazar de Estambul nos dimos cuenta que guardaba muchísima diferencia con el de Izmir. Al bajar del barco en este puerto, encontraréis una avenida en la que encontraréis muchos comercios, restaurantes, etc. Un lugar apetecible para pasear.

Estambul, por fin llegamos a esa ciudad tan desconocida para nosotros y de la cual quedamos impresionados, la idea que teníamos de ella no tiene nada que ver con lo que vivimos allí, muchas veces nos preguntamos por la seguridad, en ningún momento sentimos inseguridad llevando las cámaras al hombro y las mochilas atrás, nadie hacía el más mínimo gesto del cual tuviéramos que proteger nuestros equipos. Visitamos Santa Sofía, la Mezquita Azul, Las Cisternas y el Gran Bazar, recorrimos sus calles y nos dejó impresionado los escaparates de dulces típicos del lugar, como he dicho antes, el Gran Bazar es una pasada. Me gustó el ambiente que había en el puente de Gálata con infinidad de pescadores intentando hacer "porra". Tenéis carritos callejeros en los que unos os ofrecen zumos, otros castañas, rollos que no valen un pepino y mazorcas de maíz, cuando compréis algo aclarar muy bien si el precio es en T.L. (liras turcas) o €uros ya que son muy cucos y si os descuidáis hasta os cogen ellos mismos el billete.

Lo dicho anteriormente es un resumen de lo que colocaré en mi página sobre este viaje pero antes quiero dar mi opinión sobre la vida a bordo ya que no he comentado nada de esto.

El Barco ya lo conocíamos, nuestro camarote era el U89, exterior y situado en la cubierta 6 (Unamuno), muy silencioso y de mejor amplitud y distribución que los del Mistral, por supuesto sin contar los exteriores con balcón del mismo Mistral. Nuestro asistente de camarote Mgakan, un Indonesio supersimpático y que hablaba perfectamente español pues estudió tres años en su país, siempre lo tenía todo en perfectas condiciones de revista y con la sonrisa en la boca.

Las estancias del barco son agradables ya que tiene zonas en las que puedes estar viendo el mar a través de las ventanas de babor y estribor a la misma vez. En la Rambla disfrutamos todas las noches de la música en directo de un grupo que lo hacía muy bien pero que la voz de la cantante de ensuciaba bastante debido al exceso de eco que tenía su canal, para los que no entiendan, me refiero al canal donde tiene conectado su micrófono.

Disfrutamos en el teatro desde la parte superior izquierda, sobre todo del mago Roberto Vara que supo salir de una situación bastante embarazosa y al público le encantó, sin desmerecer al ballet, malabares o cantantes.

Tema comidas, una de las bazas que tiene Ibero y que alguna otra naviera a eliminado, es el comedor a la carta todos los días de crucero, siempre he dicho que si me es posible, me gusta comer, desayunar y cenar en el comedor. Nuestro camarero y su asistente estuvieron a la altura, muy eficientes y rápidos, ellos Lisandro (Honduras) y Juan Carlos (Chile) se merecen también nuestro reconocimiento ya que nos hicieron las noches muy agradables.

Las comidas y exceptuando un par de platos, fueron excelentes, sobre los dos platos que comento pues, simplemente les pedimos otro diferente y nos los cambiaron sin problema.

Las fotografías creo que siguen estando bastante caras y si les pusieran un precio asequible se las llevarían casi todas.

El registro de las tarjetas de crédito en las maquinitas automáticas no pudimos hacerlo porque daban error teniendo que ir directamente a recepción a que nos las activaran cosa que hicieron al momento pues al tener 48 horas para hacerlo, no suelen haber colas, en el crucero de Fiordos del año pasado, el recepcionista no nos lo hizo de muy buena gana, de hecho, tuve que discutir con él porque no quería hacérmelo.

Este barco a pesar de tener unos años, se reformó no hace mucho tiempo y navega muy bien.

Nuestro desembarque se hizo de una manera organizada y sin problemas. Nuestro vuelo salió en hora respetando tanto la hora de salida como la de llegada (más o menos), no tuvieron la misma suerte los pasajeros de la primera hora de ida que en el caso de la vuelta salieron sobre las 7 de la mañana un retraso de película aunque les dieron la opción de cenar y alojarse en un hotel hasta la hora de su salida.

Resumiendo:

Vuelo: Salvo el retraso, todo bien, avión A320 bueno, un canapé a bordo no hubiera estado mal, (se echa en falta).

Barco: Bien y con ausencia de ruidos en nuestro camarote, entornos agradables, hubieron ofertas muy buenas sobre todo en bebidas del (dutty free) tabaco, relojes y camisetas.

Comida: Muy bien

Espectáculos: Buenos

Animación: Muy bien en general pero se notaba en falta, algo de animación por las cubiertas a través del barco como en otras ocasiones en la que suelen haber más cantidad de niños.  En la salida de puerto, creo que se ha perdido  la animación que solía reinar en la salida de los cruceros, aún recuerdo mi primer viaje en el que a la salida del Pireo y en la cubierta exterior, se animaba para bailar Sirtaki para despedir  Atenas. Posiblemente tenga algo que ver el tipo de pasajero que viaja en estas fechas donde los niños son más escasos.

Servicio a bordo: Camareros y asistentes muy bien y agradecer a Ibero el Cóctel privado con el Capitán por ser repetidores junto a otros pasajeros que también repetían con Iberocruceros, (un buen detalle).



En resumidas cuentas, un buen crucero para disfrutar de unas bonitas escalas, si es en verano mejor.
Post A Comment
  • Blogger Comment using Blogger
  • Facebook Comment using Facebook
  • Disqus Comment using Disqus

2 comentarios :

  1. Hola somos Andres y Choni, fue nuestro primer crucero, y en el tuvimos la suerte de conocer a Bernardo y Susana,Felix y Ana....gracias por compartir con nosotros vuestra esperiencia y por los ratos que pasamos juntos. Estoy de acuerdo con casi todo lo que cuenta Bernardo sobre este viaje, salvo los retrasos de los vuelos, y el precio de las fotos.....lo demas fue estupendo,he puesto alguna foto, pero perdi las tarjetas de la camara y solo tengo de Rodas y Estambul.....motivo suficiente para repetirlo
    no os parece?
    UN SALUDO A TODOS LOS CRUCERISTAS
    y un abrazo a vosotros cuatro, Andres y Choni

    ResponderEliminar
  2. Hola pareja, la verdad es que fue un buen crucero, como bien dices hay que repetirlo pues me gustaría volver a Estambul no obstante, tenemos que navegar por rutas desconocidas y posiblemente el año que viene hagamos el del Atlántico, según como tengamos el bolsillo, este no es de los caros pues no hay vuelos incluidos y tenemos a nuestro cicerone Félix que tiene experiencia recorrida por Marruecos, lo demás sobre la marcha, je, je, je.

    Por cierto ¿como va el resfriado?, yo estuve el sábado en urgencias y con lo que me dieron ya estoy al 100%.

    Lo de las fotos y aunque voy algo lento por todo lo que llevo entre manos, ya prepararé un vídeo de recuerdo para mandaros a vosotros y a Félix y otro con las fotos pero no se cuando los terminaré, lo malo es que las fotos que teníais en las que estábais vosotros, no se recuperarán.

    Un saludo y a disfrutar navegando

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante para nosotros, puedes dejarnos tu comentario.
Muchas gracias


Guías de viaje para cruceristas

[Guías][list]

Diarios de a bordo

[Diarios][list]

Cuaderno de bitácora

[Cuaderno][threecolumns]

Consejos de interés

[Nuestros Consejos][list]

Visitamos y valoramos barcos

[Redactor-de-visita][list]

Comunicados de prensa

Vídeos

[Mis Vídeos][threecolumns]

Turismo en general - Más info en botón superior (Turismo)

[Turismo-01][list]